Roscón de reyes

Ingredientes

Prefermento: 70gr de leche, 3gr de levadura seca de panadería, 1 cucharadita de azúcar, 130gr de harina de fuerza.

60 gr de leche
2 huevos medianos
4 gr de levadura seca de panadería
Ralladura de 1 naranja
Ralladura de 1 limón
4 cucharadas de agua de azahar
2 cucharadas de zumo de naranja
1 pizca de sal
450 gr de harina de fuerza
80 gr de azúcar
25 gr de azúcar invertido
80 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
1 cucharada de agua de azahar
Naranjas confitadas y cerezas confitadas

Preparación

Preparamos la masa madre mezclando los ingredientes de la masa hasta formar una bola. No es necesario que quede un lisa y uniforme, solo una bola compacta. Llenamos un bol con agua templada, y colocamos la bola en él. La dejamos ahí hasta que aumente su tamaño y flote.

Cuando la masa madre esté lista preparamos el resto de la masa haciendo un volcán con la harina e insertando en el interior la levadura, la leche, los huevos, el azúcar, el azúcar invertido, la ralladura la pizca de sal y la masa madre que hemos preparado previamente y mezclamos bien.

Amasamos a conciencia. Si la masa es demasiado pegajosa podéis embadurnaros las manos con un poco de aceite, así como la superficie donde vayáis a trabajar, así la masa será más manejable sin necesidad de añadir más harina.

Cuando la masa esté lisa empezamos a agregar la mantequilla en pomada, poco a poco, mientras seguimos amasando otros 10 minutos, hasta que obtengamos una masa lisa y homogénea. Formamos una bola y la dejamos reposar en un bol aceitado tapado con un paño hasta que doble su volumen.

Cuando la masa haya doblado su tamaño, la volcamos sobre la superficie aceitada y la dividimos en dos masas, cada una para un roscón. Ahora le daremos la forma de éste, insertaremos la sorpresa y lo taparemos con papel film hasta que vuelva a doblar el tamaño, recomiendo colocarlo ya en la bandeja de horno con papel de hornear en la base.

Cuando veamos que ya están listos, precalentamos el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo. Pintamos los roscones con huevo batido, los decoramos con las frutas y con el azúcar aromatizado y los horneamos, uno a uno, unos 18 minutos. Si vemos que el roscón se tuesta demasiado pronto, cubrimos con papel de aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *